Fracasa rápido y barato

El arquitecto y emprendedor, Alejandro Sahuquillo, resalta el control de gasto del dinero

Cultura y coste. Estos dos componentes han hecho posible el lema que abandera Silicon Valley: “Fracasa rápido, fracasa a menudo”. A este mantra se le une un defensor español, Alejandro Sahuquillo, quien añade el elemento del dinero.

“Yo imité el método que todos lo emprendedores siguen: gastar poco dinero, lo mínimo, en muy poco tiempo para fracasar rápido y barato”, señala Sahuquillo. Este método también es conocido como Lean Startup y tiene como objetivo comprobar si hay necesidad e interés por el producto en el mercado .

Esto es posible gracias a una bajada de costes en la creación de startups. En 1995, probablemente, empezar una empresa desde sus cimientos podría costar un millón de euros, a diferencia del coste de lanzamiento actual, el cual ronda a un coste inferior de 10.000 euros.

Un coste similar fue el que el valenciano y fundador de Languing, Alejandro Sahuquillo, tuvo que invertir en su startup. Languing es una red social para aprender idiomas a través de personas nativas a cualquier hora, desde cualquier lugar. Esta plataforma ha tenido una gran aceptación desde su lanzamiento y ahora cuenta con 115.000 usuarios de más de 60 países.

Es un sistema totalmente libre, aunque en un principio se pensó en hacer un tándem tradicional, pero, tal y como recalca Sahuquillo, la realidad es mucho más libre. El empresario también añade que esta red está creando una cierta “adicción”: “El tiempo mínimo en la página es de 20 minutos, igual que al de Facebook. Esto se debe a que además de aprender idiomas, los usuarios también hacen amigos”.

La joven startup, con solo un año y medio desde su lanzamiento, tuvo un punto de inflexión al entrar en Lanzadera, aceleradora de empresas impulsada por el dueño de Mercadona, Juan Roig. Gracias a su apoyo financiero y, sobre todo, a la formación recibida, Languing pasó de una plantilla WordPress, con grandes complicaciones de funcionamiento, a la plataforma que es hoy.

A pesar de que el arquitecto y farmacéutico nunca tuvo miedo al fracaso, llegar hasta este éxito no fue tarea fácil.

Sahuquillo señala que lo más duro fue no contar, al principio, con un técnico especializado ni con un cofundador con quien decidir el rumbo de la empresa: “La soledad del emprendedor es dura y, en realidad, yo soy el único socio en la toma de decisiones”.

El empresario de 35 años, atribuye su éxito “relativo” a su equipo, quien juega una gran importancia para Sahuquillo, ya que la gestión de equipo es una de las partes más complicadas en una empresa.

“Es difícil encontrar personas que sean buenos profesionales, motivadas y con ganas de aprender. Mi equipo es así y es fundamental en el proyecto. Yo les doy las gracias”, explica el fundador valenciano.

Tanto él como su equipo han aprendido lecciones valiosas en el proceso de construcción de una startup. Sahuquillo destaca el error de no haber copiado o tomado de referencia a los mejores desde un comienzo ni haber hecho todo lo que se había planteado hacer en su vida.

Defiende la idea de que un emprendedor debe nutrirse de lo que ya se ha conseguido para ahorrar tiempo y energía. Su error, según el emprendedor, fue empezar a hacer diseño y marketing de acuerdo a sus gustos arbitrarios, cuando en realidad, existían redes sociales como Facebook que ya tenían un diseño de red social establecido y reconocido globalmente.

Aunque ha vivido en diferentes países como República Checa, Rusia, Italia y Estados Unidos, Alejandro Sahuquillo ha preferido establecer su startup en España, ya que el coste de oportunidad es inferior al de Europa y al resto de otros países como Estados Unidos.

“Es verdad estamos a años luz de los americanos o israelitas respecto a mentalidad de inversión. Pero aquí, en España, puedes hacer, probar algo de forma barata y después irte a Estados Unidos”, justifica el experto en idiomas.

Sin embargo, no descarta la posibilidad de trasladarse a Norte América por la mentalidad global y emprendedora, pero a su debido tiempo, ya que incrementar los costes fijos sin garantía de inversión es un riesgo innecesario, de acuerdo con Sahuquillo. Pero, sobre todo, su futuro se basa en nunca ponerse límites.

Entrevista de RTVE a Alejandro Sahuquillo:

 

¿QUÉ OPINAS? ¿CONOCÍAS A ESTA EMPRESA?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s