Emprender: error y experiencia

El madrileño residente en Texas, Jacobo Bergareche, cuenta su camino hacia el emprendimiento

Fracasar es común, pero a menudo suele ser sinónimo de experiencia.

Como emprendedor, Jacobo Bergareche era consciente de las dificultades de conseguir el éxito a la primera. Se dio cuenta que su idea inicial de empresa podía llevarle a la compañía que siempre había querido crear: “El mundo de las startups está en continuo cambio. Es un vehículo en marcha, en el cual necesitas saber cómo seguir moviéndote en él”.

Y eso es lo que precisamente hizo: seguir hacia delante.

El productor de series de televisión trabajó en muchas y diversas aplicaciones, desde apps de poesía inteligente a servicios que ayudan a los usuarios a transformar canciones, por ejemplo, la aplicación de Jorge Drexler: “n”. Bergareche y su equipo ganaron el premio TAB Innovation y quedaron finalistas del 2013 SxSW Interactive Awards de Austin.

A pesar de sus logros, su balance de resultados no era tan positivo. La compañía WakeApp no ayudó mucho a la causa. Así fue como este emprendedor con residencia en Texas, tomó la decisión de ir permanentemente a los Estados Unidos en búsqueda de mejores beneficios siguiendo su viaje a Austin.

Una vez establecidos, Bergareche decidió seguir su instinto e iniciar Kidü, una aplicación guía para padres primerizos. Su nueva app ofrece una selección cuidadosa de información diaria, consejos de expertos y actividades según tu perfil y tu hijo. Kidü no es tan solo una guía inteligente, sino que también es un diario donde los padres pueden guardar los recuerdos de sus hijos.

Respecto al proceso de elaboración, Bergareche defendió que “el factor clave es la idea y su perspectiva ejecución. Los beneficios vienen después”.

Además, afirma que su aplicación está bien preparada para la demanda del mercado ya que corrigieron uno de los mayores errores que una startup puede cometer a través de definir correctamente el mercado al que se dirigen.

“Pasamos la mayoría del tiempo cometiendo errores e investigando qué necesitaba la gente en realidad”, señala Bergareche.

Recuerda su sorpresa al ver que sus hipótesis originales quedaban lejos de lo que realmente su público necesitaba.”Nos dimos cuenta que las personas querían saber cómo volver a sus hábitos de dormir e, incluso, cómo recuperar su vida sexual”, explica  el emprendedor.

La aplicación es el resultado de una tendencia en alza en la generación de padres actuales. El cofundador de Kidü, Jacobo Bergareche, se dio cuenta de que los padres se estaban gastando más tiempo y dinero en cómo criar a sus hijos que antes, pero estos esfuerzos eran inútiles. Por ejemplo, en Estados Unidos, los niños tienen más posibilidades de ser diagnosticados con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o trastornos bipolares u otros trastornos psíquicos que hace 25 años atrás, de acuerdo con el médico familiar Dr. Leonard Sax.

El cofundador atribuye el éxito de su idea a su previa experiencia  en el mundo de la publicidad. Aprendió a desarrollar y a vender diferentes ideas al mismo tiempo con la esperanza de que una idea sembrara: “Parecía el desembarque de Normandía: vas con muchas ideas con la esperanza que una de ellas sobreviva”.

El emprendedor del sector tecnológico ha pasado por un camino de fracaso económico pero después de tanto tiempo y esfuerzo invertido en conocer a sus clientes y sus necesidades, es optimista y cree que su producto, el cual se lanzó esta primavera de 2016, será el éxito que estaba esperando.

¿QUÉ OPINAS? ¿TE PARECE INTERESANTE ESTE TESTIMONIO?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s